Entradas

Mostrando entradas de abril, 2007

Mi Último Cuadro

Una noche espesa, una voz susurrante, apenas un murmullo... Nadie cerca, ni pájaros, ni el viento entre las hojas de los altos árboles, nadie es testigo. Voy a pintar mi último cuadro, y las pinceladas serán trazadas en este mismo aire que aún respiro.
Me arrodillo, el suelo está húmedo; enlazo mi cabello en torno a la coronilla, entrelazo los dedos en su sedosa y prolongada belleza castaña; mis ojos recorren la penumbra que me envuelve y no dejan de sorprenderse ante tanta belleza... Los cierro, no quiero que sientan nostalgia, mi aliento se aquieta y calma mi pecho agitado de tantas emociones contrarias.
Suspiro. No tengo miedo.
Una suave brisa se levanta y me embriaga, se enrosca en mi cuerpo, roza apenas mi piel tibia, besa mis labios, rodea mi cintura y sisea en mis oídos: “no lo hagas...”. Entre mis dedos la muerte refleja un destello afilado, una imagen desdibujada, de contornos precisos pero caprichosos... Es mi indiferencia.
Una noche espesa me espera. Aguarda paciente mi últ…

La Despedida

Imagen
Laura corrió hasta la puerta entreabierta y estiró su manezuela para tocar el timbre. Ansiosa y radiante llamaba a voces a su abuela María, encantada ante la idea de volver a encontrarse con ella. ¡Aquellos quince días iban a ser sin duda los mejores de todo el verano!
– ¡¡Soy yo abuelita!! – ¡¡ Abuela!! –gritó su hermano a su lado– ¡¡¡Ya hemos llegado!!! Manuel apartó de un empellón a su hermana y acaparó el pequeño hueco de la entrada de la vieja casa de tres plantas, tan entusiasmado como ella. Impaciente por entrar cogió a la pequeña Laura de la mano, la arrastró puerta adentro, y llegó como un huracán hasta la sala, donde una mujer de blancos cabellos dulcemente anudados en la coronilla les aguardaba sonriente, los brazos abiertos. El encuentro fue alegre. Se dieron un gran abrazo entre los tres, risas y lágrimas de felicidad estallaron en la estancia, los pequeños rostros de Laura y Manuel se hundieron en el pecho confortable y cálido de la mujer, cuyos ojos anegados en lágrimas…