Taconea

Polvo en el tablao, rezuma poderío en cada poro de su piel, aguarda el rumor de ése, su gentío. Polvo silente, revive bajo el taconeo febril, repiqueteo cargado del sentir más ardiente.
Taconea…
Revuelo de la falda que se enreda entre las piernas; enlaza la gitana en su mirada el fulgor de la pasión, gira su cuerpo, voltea el alma, cede al hechizo y el tablao se agita, baña de genio vivo el escenario.
Taconea… 
Hiere el suelo con sus fieros zapatos, gira, salta, reclama el sentío, las palmas baten al son de su enloquecido baile.
Taconea…
Clava el alma, eleva el espíritu, llena el aire y voltea. Suspira, muerde con garra, el sudor resbala, la pasión quema el corazón, y bate palmas rugientes. No se detiene, revuelo de gasa carmesí, con cada giro se agita el cabello, ébano salvaje. Taconea la bailaora, gira sus muñecas,
Taconea…

Maite R. Ochotorena

Entradas populares de este blog

Relato de terror: «Lula»

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte