Cuando Pienso en Ti

Del sabor de tus besos guardo el anhelo en los labios, de tu ausencia en la palabra se desvanece la memoria, de cada pensamiento vuela el pálpito lánguido, cuando ya no queda más llanto, cuando siento que sin ti la vida suspira en mi pecho.

Cuando pienso en ti, mi vida, desfallece el amor, pierdo el sentido, el casual pálpito que aún sostengo en mi corazón marchito.

Cuando pienso en ti, mi vida, desfallece el amor, el amor que se me escapa, la oportunidad que nunca tuve, el deseo compartido de un sueño sin destino.

Del sabor de tus besos soñados, de tu presencia imaginada, de tu mirada deseada, de cada palabra tuya, de cada verso insinuado, guardo la promesa eternamente enajenada. Se desvanece la esperanza, cuando ya no queda más llanto, cuando siento que sin ti, amor mío, la vida suspira en mi pecho.

Cuando pienso en ti, mi vida, desfallece el amor, es el amor negado, el que jamás tendré, el que soñé una vez. Un sueño sin destino…

© 2008. Maite R. Ochotorena. Todos los derechos reservados.

Entradas populares de este blog

La Espera

Relato de terror: «Lula»

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad