La Letra Disfrazada

Una letra arrancada de cuajo del papel, rasgada la palabra en jirones de desarraigo, soledad e incomprensión. Una letra impregnada de odio, alejada e intoxicada, es la voz amenazante, es el susurro en la sombra.
Una letra, un garabato, la firma latente del anónimo perseguidor, el que denosta el tiempo y el pensamiento libre. Una letra arrancada a gritos, el clamor indescriptible del inmaduro.
Una letra incapaz, una letra atravesada de mentiras, de obtusa ceguera, disfrazada y zalamera. Se esconde tras el esplendor del erudito orador, pero es el sonsonete del tirano que bebe del necesitado.

Maite R. Ochotorena

Entradas populares de este blog

Relato de terror: «Lula»

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte