La Sombra del Engaño

Se cierne la sombra,
se priva el sentido,
cuentan tus manos
anillos de humo.
Cuentan tus dedos
lazos perdidos,
es la palabra oculta
el clamor del engaño,
es la quebrada mentira
que ya he comprendido.

© 2008 Maite R. Ochotorena. Todos los derechos reservados.

Entradas populares de este blog

La Espera

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte