La Voz del Miedo

El tic-tac del reloj, el trémulo discurrir del tiempo entre las sombras del miedo. El frenesí ahogado que acogota el resuello; la vista nublada que enturbia la mente… se lleva el coraje, entierra el valor, destierra la voz de mando cuando bate el tambor en el pecho.
El tic-tac del reloj, ese constante latido que rasga el silencio, el vértigo ante uno mismo, como si, al asomarnos sobre el abismo, el miedo tomara forma; como si el reflejo de nuestra angustia fuese el grito que nos acalora… perpetuo en el tiempo, prolongado y desmedido.
El tic-tac del miedo, la voz que aplasta el pensamiento, la voz que aúlla en el intelecto, la voz desprendida que agita el alma de horrores inciertos… es la voz de nuestros miedos. La voz que nos domina… cuando no lo queremos.

© 2008. Maite R. Ochotorena. Todos los derechos reservados.

Entradas populares de este blog

La Espera

Relato de terror: «Lula»

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad