Me quedaría

Sabes que me iría, sabes que me arrebataría la esperanza que tengo de ti si pudiera, si pudiera... me arrancaría tu voz del alma, y desgastaría tu imagen de mis ojos si así pudiera librarme de este vértigo que me abrasa; dame la fórmula y lo haré, dame una razón y me arrebataré de ti, borraré el cielo de tus estrellas y desgarraré la luna, pedazo a pedazo, ya no la quiero. Dime qué he de hacer, sácame de este ensueño danzante, no puedo resistir el peso que me oprime... No me beses, no quieras tenerme, no te rindas... pero no me abandones, no deseo ni una cosa ni la otra, no tengo valor para ninguna de las dos... Sabes que te resistiría si pudiera, sabes que me apartaría si una sola de tus miradas fuera de duda, si una sola de tus promesas fuera mentira... Entonces, ¿a qué esperas? Miénteme, apártame, libérame... porque yo sola no puedo... Sabes que me quedaría...

Maite R. Ochotorena

Entradas populares de este blog

La Espera

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte