Un deseo...

Esta historia va acerca de un deseo. Este deseo es nuevo, y lo he estado acunando muchos días con sus noches... Se ha fraguado entre sedas perfumadas mágicas, níveas y puras, inmaculadas... Está envuelto en ellas y huele a brisa, a cambios nuevos y diferentes, huele como la vida... Este espacio guarda un regalo, ábrelo y cierra los ojos, encierra un beso fresco, un abrazo largo sin medida, una sonrisa cómplice y un guiño especial... el deseo es para este año nuevo, y va más allá del mundo y sus conflictos... Quiero que aprendamos a mirar a las estrellas, que velan por nuestros sueños desde el infinito, allá arriba, donde pocos sabemos buscar... Quiero que aprendamos a escuchar alrededor, esa música eterna que marca el ritmo del universo, las voces que nos rodean y sus secretos... Quiero que aprendamos a amar y ser amados, a abrazar la vida y a creer que podemos ser mejores... Esta historia va acerca de un deseo, ábrelo y llévalo junto al corazón... porque es eterno y no defrauda...

Maite R. Ochotorena

Entradas populares de este blog

La Espera

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte