Entradas

Mostrando entradas de 2014

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Imagen
Érase una vez, un cuento de navidad, éste no es un cuento feliz, pero habla de la búsqueda de la felicidad...


1
Era la luz del verano, el orgullo del bosque, el más hermoso sauce que nadie hubiese contemplado jamás. Ni hombres, ni hadas, ni elfos, enanos, duendes o animales, ninguna criatura había presenciado nunca una belleza igual en un árbol joven como él… Y el sauce lo sabía. Se paseaba orgulloso entre los demás árboles, miraba por encima del hombro a los achaparrados matorrales, irguiéndose con orgullo con tal de lucir mejor sus esbeltas ramas, cargadas de serenas y dulces hojas verdes; las agitaba con experta maestría, gustaba de mirarse en cuantas charcas, pozos o lagos encontraba, suspiraba, en fin, admirado de sí mismo…. En verdad era un maravilloso sauce. Aunque algo llorón. No tenía mal corazón, era joven y presumido, sólo eso. De hecho era muy apreciado en el inmenso y profundo bosque donde vivía, porque charlaba animadamente con todas las criaturas, acompañaba alegremente…

Feliz Navidad!!

Imagen
Cierro los ojos... y... pienso en todo lo que me gustaría cambiar, y mantener. En todo lo que me gustaría que brillara alrededor, las cosas buenas, a las que hay que sacar lustre de vez en cuando para recordar por qué me encantaron al descubrirlas... Porque debajo del polvo de la rutina, del tiempo y las prisas, aún está ese pálpito que un día me removió por dentro. Sólo tengo que recordarlo, si es que he dejado de verlo... y si cierro los ojos y aún lo siento, entonces será que lo he hecho bien... Sólo quiero que estas navidades brillen nuestras luces, las que llevamos dentro, más intensas que nunca, más fuertes, más rebeldes, más... poderosas... Cierro los ojos y deseo, con toda el alma, que encontremos el coraje, la pasión, la rebeldía, la perseverancia, el arrojo, la capacidad de ilusionarnos... Ojalá cada uno de nosotros mantenga sus luces encendidas. No sólo iluminarán nuestro camino... sino que los demás... también podrán verlas. Como un faro en las sombras...
ENCENDED LAS LUCE…

Tristezas...

Imagen
La tristeza se derrama, como la lluvia sobre ese tejado antiguo, arrastrando las penas incrustadas hacia el corazón de la noche. Es una lluvia mansa, corre en un reguero infinito y atraviesa los poros cascados de barro viejo, barro trabajado por manos extrañas. La tristeza, entre nieblas, se deja caer desde un cielo sin color, en una cortina densa que no deja ver las nubes, que barre el paisaje mientras baja... cadenciosa, y se vierte hacia esos reflejos salpicados que empapan las entrañas del mundo. La tristeza lame las heridas agrietadas de esos viejos muros, penetra profundamente a través de las brechas partidas y busca su camino hacia el interior, y se acumula... se acumula. Se descuelga lentamente desde las ramas más altas, con el sabor más íntimo que ha robado en su camino, se desprende en lágrimas dulces que no acaban, y golpea la tierra anegada hasta hacer que una visión del mundo desdibujada, un falso reflejo, irreal y torturado, se dibuje en esos charcos que beben del suelo …

La danza entre las sombras

Imagen
Arreboladas las mejillas de hipnótica quietud, está aletargada en su nicho sin luz, apaciguada su furia, sin tormentas ni pulso, sin ritmo ni pasión... Quieta, apagada... silenciosa en su reino sin sombras, su escondrijo sin viento ni mareas, al fondo, muy hondo... inmóvil... Ella espera. Encendido el semblante dormido con el rubor durmiente de apacible descanso, aguarda la vida inerte... sin dolor ni sospecha, ajena al ritmo y su tiempo, al devaneo de las horas, lejos de caminos y horizontes, bajo las sombras, abajo, muy abajo, en lo profundo, en lo más hondo... inmóvil... Ella espera. Y si en esa quietud silente un leve rumor se agita, tal vez arrastrado por una brisa entrometida, si en la profundidad inanimada donde nada se mueve... un atisbo de luz se cuela, y desvela las sombras, y barre la tinieblas y las aparta... como el que aparta el velo que miente y descubre lo que hay tras sus engaños... Si en la calma sin tiempo de pronto las horas avanzan... Ella se despereza. Y qué hay …

«Reflejos», un relato de terror

Imagen
Sara clavó sus ojos tristes en la pulida superficie del espejo, en el vestíbulo. Estaba a punto de salir para ir a trabajar, pero algo la había retenido al pasar hacia la puerta de la calle, algo indefinido, gélido y arrebatador: un impulso. Vio en su reflejo aquella imagen de sí misma a la que estaba tan acostumbrada, distante y extraña, la de cada día. Entrecerró los ojos tratando de atisbar a través de la figura escuálida que veía algo de humanidad, de sentimiento, pero su reflejo evidenciaba que estaba vacía, hastiada y cansada. Giró hacia la puerta con gran desgana, la abrió y salió en silencio. De camino a su estudio, aferrada al volante del viejo coche que conducía desde hacía cuatro años, no dejaba de preguntarse qué clase de maldición se había apoderado de su alma. No lograba sentir nada, vivía sin emociones, se limitaba a pasar por la vida como si nada pudiera afectarla a ella, ni ella pudiera afectar a nada ni a nadie… como un fantasma. Separada, sin hijos, sin amigos, lej…

«El Visitante», un relato de terror

Imagen
“Abre la puerta, llaman. Atiende… Pero vigila, porque al otro lado pueden estar tus miedos. Aguardan en la sombra para traspasar la línea, y no sabes para qué han venido. Abre… Abre la puerta. La duda te reclama.”



En aquella hora enajenada de una noche cualquiera, rompió esa frágil barrera del tiempo y del silencio el rumor del agua al caer sobre el tejado. Se precipitó repentinamente desde aquellas nubes desgarradas del cielo nocturno y descendió tejas abajo hasta derramarse al suelo como un manto denso, acompañado de una siniestra melodía. El cielo tenebroso fue fustigado por resplandecientes latigazos que lo atravesaron de lado a lado, desgarrándolo... y un fondo zumbante de inquietante constancia se levantó desde lo alto... El viento aulló trayendo funestos presagios... mientras los cristales vibraban en el salón, confirmando la inminente llegada de una espantosa tormenta. El tiempo se detuvo al apagarse la luz del vestíbulo; se detuvo como se detienen las agujas del reloj cuando éste y…

La Tierra...

Imagen
La tierra, cuando es audaz y se tiñe de rojo fuego, cuando brota y se vierte de ámbar, de reflejos cristalinos que cuelgan como gotas doradas, brillantes y turgentes… La tierra, cuando es generosa y sabe como la madera, el viento y la lluvia, cuando guarda el secreto de las manos que la cuidan, cuando palpita vigilante, dispuesta a regalarse…
La tierra…
…es entonces la vida misma regada de ardiente vino, el espíritu cadencioso al ritmo de la brisa, el pulso apaciguado, pero poderoso, latiendo bajo nuestros pies… y de su paisaje colorido en el otoño nos trae la nostalgia perezosa que huele a sueños añejos, sabores reposados que traspasan el alma entera y se expanden en el paladar… como una promesa imperecedera en la memoria.

«La Voz del Trovador», un relato de amor

Imagen
Capítulo 1
El tren de cercanías irrumpió en la abarrotada estación. Llegó como una punta de acero temprana, gastado de óxido viejo y decorado con imaginativas pintadas. Era un tren cotidiano, transportaba la rutina del trabajo, los sueños de futuro, los problemas hogareños, corazones que se ocultan anónimos tras un libro abierto, tímidas sonrisas o el ceño fruncido del eterno ausente. La voz en lo alto anunció estridente su llegada mientras chasqueaba la megafonía. Las notas lejanas de una guitarra bohemia acompañaron aquellas apáticas frases manidas. El tren chirrió sobre la vía y se detuvo. Al verlo, una marea de impacientes viajeros se preparó en el andén, mochilas, maletas, periódicos… un revuelo agitado se extendió entre quienes tomaban el mismo transporte cada día. Dieron las nueve en punto. En medio del bullicio de quienes subían y bajaban, entre empujones y disculpas, abrigado con una chaqueta de pana algo raída de experiencias gastadas, un joven se esforzó por ocupar su asient…

«Umbrella» un relato sobre la vida

Imagen
Un relato sobre la vida, cuando nos perdemos y olvidamos quiénes somos realmente...

Capítulo 1
Solían llamarle Chico, pero, en realidad… nadie sabía su nombre. Formaba parte del día a día, de las noches y sus mañanas, de sus anécdotas, sus rumores y sus temores, y sin embargo… no le conocían. Recordaban vagamente cuándo había llegado, un día gris, mientras la mansa lluvia besaba las calles desiertas, entre charcos y neblinas. Había aparecido de la nada, con su figura desgarbada y su andar errático, la mirada perdida cargada de dudas, la voz muda, los ojos bajos, el semblante pálido plagado de sombras, tintes de una noche triste. Nunca le oyeron hablar, tampoco le preguntaron... No se relacionaba con nadie, era como un fantasma… Chico simplemente llegó y se quedó para formar parte de sus cuentos y entretantos. Se ocultó en el sótano del viejo edificio, en lo más profundo del agujero más abandonado y lóbrego, perdido en las más hondas tinieblas, bajo el rellano del portal. Allí se escond…

Ese cielo estrellado...

Imagen
Qué pocas veces miramos las estrellas... qué pocas veces volvemos la vista hacia el cielo para descubrirlas siempre radiantes, parpadeando en ese universo infinito por el que vagamos eternamente... ajenos a él, olvidándonos de su inmensidad... de su belleza. ¿Cuántas noches pasamos de largo, atentos únicamente a nuestros pensamientos... sin escuchar el pulso cósmico en el que nos mecemos desde que el mundo es mundo? Se nos olvida lo pequeños que somos, lo diminutos que se hacen nuestros problemas, nuestra rutina, nuestros días... frente a esa inmensidad perfecta plagada de incógnitas aún por resolver; se nos pierde su cadencia aparentemente rítmica, previsible y ordenada, con las estaciones, los meses, los cometas, los eclipses, las constelaciones, la vía láctea...; se nos pierde y sin embargo volcamos en ese cielo estrellado nuestros más íntimos deseos... nuestra esperanza... nuestros sueños... Está el firmamento escrito con nuestros versos... Qué pocas veces se nos reflejan las estr…

Recordar, para volver a empezar...

Imagen
Es curioso cómo el mundo se detiene cuando las prisas se olvidan... y decidimos tomarnos nuestro tiempo; es curioso cómo, cuando de pronto nos sobran las horas y no sabemos qué hacer con ellas... el espacio alrededor se distiende y las distancias se alargan... Es curioso que en esos momentos, cuando de pronto la vida te da un respiro y las circunstancias te dejan margen, te descubres mirando el reloj... porque te sobran espacios en la esfera llena de minutos que normalmente te faltan... Es curioso que en esos raros instantes, cuando te das cuenta de que puedes tardar lo que quieras en ir a tu cita, en peinarte y arreglarte... cuando comprendes que si no decides hacer algo distinto, probablemente pasarás lo que dure ese valioso regalo de "tiempo"... ¡¡simplemente desperdiciándolo en nada!!
La vida, en esas preciosas ocasiones, suele ralentizar su ritmo alrededor, como si funcionara por algún caprichoso mecanismo íntimamente unido a tu pulso interior... por ti, y por nadie más…

A Veces...

Imagen
La vida, algunas mañanas, amanece fría... carente de empatía; se muestra brutal, como esa losa donde se encadena el miedo, déspota como la pesadilla que hiela el coraje, la que puebla las noches de insomnio y teje telas de araña que consumen el alma.
La vida en esos días se revuelve traicionera, no se deja amarrar, serpentea y se retuerce, se burla esquiva, como una arpía cobarde, ladrona audaz en su locura caprichosa... Se enreda en el entendimiento y estrangula la voluntad... exprimiendo los restos que devora.... y se envilece.
La vida a veces se pinta de grises muertos, disfraza su manto y se pierde... y no vuelve. Gira alrededor y desvela sus dientes afilados, dispuesta a devorar el alma, a segregar el espíritu y cercenar el valor y la cordura... Se lleva los esbozos de sonrisa y los atesora en su agujero fatal de olvido, donde todo perdura en un baile eterno de locura, donde todo se confunde y se disipa... y la esperanza no tiene cabida.

Y... a veces, cuando no miras, la vida re…

Es porque...

Imagen
Porque cada día llenas mis espacios, mis mañanas, mis noches, mis ratos más bajos, mis arranques de mal humor, mis risas espontáneas, mis esperanzas y mis miedos… de sonrisas, de sueños y alegrías, de abrazos y emociones… Porque en tus manos generosas hay encuentros cálidos, porque cada renglón escrito en esta historia, entre tú y yo, está repleto de buenos momentos, porque caminas a mi lado, y no en mi lugar, porque velas por mí, en vez de retenerme, porque me miras y me ves… tal como soy, y en tus ojos me veo reflejada y valorada, y haces que quiera superar mis límites y ser mejor… Porque cada día, antes y después, durante y entre tanto… haces que confíe, derribas las barreras, tiendes nuevos senderos a mis pies y los llenas de flores para que no me roce si camino mucho rato… y paseas conmigo, de la mano o no, siempre dispuesto a prestarme tu brazo, o a dejarme espacio… siempre atento, siempre tierno… Porque cada día es nuevo y haces que sueñe como si fuese la primera vez, porque ca…

Gotas de Lluvia...

Imagen
Las gotas de lluvia dibujan lazos invisibles entre tú y yo… hilos de prístina belleza, que apenas se sienten… encadenando el corazón, mientras me abrazas. La lluvia mansa serpentea entre besos y caricias, arrastra la pasión a ras de piel, mil reflejos de ternura en fríos destellos sobre ardiente clamor… Bebe de ti y de mí, penetra la piel enfebrecida, apenas calma el rubor que tiñe mis mejillas…
Gotas de lluvia bajo un cielo gris lleno de armonía, lluvia intensa que baña nuestro baile cadencioso, al ritmo del tiempo eterno, sin final ni medida… Burbujea en los reflejos agitados, pintando de ondas caprichosas una imagen perecedera de un amor eterno… mientras los hilos estrechan el espacio y nos entrelazan en una dulce madeja… dulce y violenta… dulce y tierna…
Veo en tus ojos el fulgor de la palabra, vertida sin lágrimas en mil gotas barriendo tus mejillas, un “te quiero...” que vela el juicio y me arrebata el sentido…
Bajo esta lluvia me enredo en ti y se disparan mis sentidos, se borr…

Reseña en TV

Aquí os dejo un enlace del programa L'Olla, un programa de TV de cultura en el que Violant Muñoz habla de mi novela, "El Secreto de La Belle Nuit". Gracias Violant!!
Si queréis ir directos, aparece a partir del minuto 14', aunque el programa es muy interesante. Es en catalán, pero se entiende muy bien. 
http://etv.xiptv.cat/lolla/capitol/28-octubre-2014-1a-part

Entrevista en Calaix de llibres

Imagen
Gracias a Violant Muñoz y a su "co-presentador", Manuel Saavedra, jajaja, por la entrevista de ayer sobre "El Secreto de La Belle Nuit" en su programa Calaix de Llibres!! Os dejo el enlace para poder escucharla los que no hayáis podido. Para reproducirla sólo tenéis que pinchar donde pone "Escolteu l'últim programa" en el reproductor. Espero que os guste y que os resulte interesante.
http://www.radiosilenci.com/?q=node/441


Nueva entrevista en el programa Calaix de Llibres

Imagen
Esta tarde- noche, sobre las 21:00, participaré en el programa de la radio Silenci, "Calaix de Llibres":

http://www.radiosilenci.com/radio/endirecte.html)

...donde hablaré de mi novela, "El Secreto de La Belle Nuit".

Os espero!!!



Entrevista en "La Tarde en Euskadi", de Onda Vasca

Imagen
Quería agradecer a Jon Martija, del programa "La Tarde en Euskadi", de Onda Vasca y a todo su equipo, por la entrevista de ayer por la tarde. Me hicieron sentir muy muy cómoda! Gracias por la oportunidad, de corazón!!

Aquí os dejo el enlace para que los que no hayáis podido escuchar la entrevista ayer podáis oírla. Espero que os guste!
http://www.ondavasca.com/wp-content/uploads/2014/10/la-escritora-donostiarra-maite-ochotorena-nos-presenta-su-opera-prima-el-secreto-de-la-belle-nuit.mp3

Entrevista para "Spoonful" sobre "El Secreto de La Belle Nuit"

Imagen
Tengo el placer de compartir con vosotros la entrevista que Javier Muro me ha hecho para su revista "Spoonful" (www.spoonful.es) sobre "El Secreto de La Belle Nuit", una revista por cierto que no tiene desperdicio, es interesante y amena, hecha con mucho cariño y cuidados los detalles en todos los aspectos!!
En fin, ¿qué puedo decir? Pues que estoy emocionada y encantada.

Gracias Javier!!


http://www.spoonful.es/noticia/cultura/libros/'al-escribir-encontrar-los-limites-es-complicado--a-veces-tienes-que-viajar-al-inframundo'_20141009084900.html


Mañana en Onda Vasca con Jon Martija

Buenas noticias!! Mañana, a las 16:45, participaré en Onda Vasca, para hablar de "El Secreto de La Belle Nuit". Os paso un vínculo para poder sintonizarlo y conocer todos los detalles sobre mi novela, cómo surgió y de qué trata: http://www.ondavasca.com/frecuencias/ El programa, "La tarde en Euskadi", se puede sintonizar en las tres provincias vascas, y también lo podéis sintonizar online en directo. Os imagináis lo nerviosa que estoy y la ilusión que me hace???? Nos vemos?? Programación: http://www.ondavasca.com/programacion/

El Pulso se Dispara...

Imagen
El pulso palpita, se debate, bulle y aumenta su ritmo enfebreciendo mi piel, a flor de piel, a ras de las emociones, donde no llega la razón y se pierde la lógica, aflorando en cada espasmo, con todos los sentidos en contra, enfrentado y rebelde... Late y se crece, y late y aumenta de cadencia, se rebela y bulle, cerca del clímax, donde el pensamiento no discierne, donde toda explicación pierde sentido, donde nada ni nadie encuentra el derecho y el revés, ni parece posible un mañana... El pulso bate en mi pecho, a un ritmo insoportable, alocado, desenfrenado, a punto de lanzarse hacia el vacío que tanto vértigo me da, hacia delante, hacia el universo sin fronteras, donde nadie desea ir... El corazón me habla sin parar, y en su lenguaje fortísimo, que no para de atronar mis oídos, me habla de la locura que me arrastra, que no es más brutal que la que le mueve a seguir batiendo en mi interior, impulsando mi sinsentido diario... ruge con un TAM TAM despiadado, ensordecedor, y no lo entie…

A veces...

Imagen
A veces, cuando quieres abandonarte y soltar las riendas, cuando quieres perderte y correr sin mirar atrás, dejarte llevar por la corriente y ver qué pasa... saltar y caer, lanzarte y probar, a lo loco, sin pensar, sin importar lo que vendrá... A veces, cuando sientes que todo te supera y te parece que no puedes seguir, cuando la mente entra en barrena y tu mundo se vuelve loco y tu vida del revés, y quieres dejarte llevar... Cuando tu música favorita deja de gustarte y pierde sentido, cuando lees sin entender y mil veces lees y sigues sin entender... cuando oyes sin escuchar y miras sin ver, porque la vida te engulle y te entra vértigo porque no frena... y quisieras saltar... abandonar el vagón de este tren descarrilado... A veces, esas veces, frenéticas, asfixiantes, tremendas... A veces, cuando quieres saltar, volar, cambiar... es mejor probar... y ver qué pasa.


Maite R. Ochotorena

La Felicidad Es la Vida Contigo...

Imagen
...porque desde el primer instante las líneas escritas desvelaban nuestra íntima complicidad; porque desde el primer encuentro tu mirada y la mía revelaban lo que el corazón no se atrevía a confesar; porque cada minuto a tu lado ha sido un regalo...
Mil caricias y mil besos no nos bastan para decirnos "te quiero", mil días con sus noches no sirven para saciar nuestra necesidad, de mí y de ti... Porque desde el principio la magia nos enredó en su dulce madeja, y así, entrelazados los dos, envueltos en hermosos hilos de ternura, ebrios de felicidad, nos hemos dejado llevar por esta preciosa corriente, enamorados, amándonos... a merced de la vida y de nosotros mismos... Porque desde que te conozco no he dejado de sentir... que la vida sin ti no es menos valiosa, pero sí menos completa, que compartir contigo los días y sus noches, los ratos buenos... y los malos, los sueños y los miedos... es un viaje sin fronteras que expande el corazón, lo hace más grande y me hace mejor... H…

El ego perverso...

Imagen
Se vuelve el ego caprichoso, y tiene entre sus dedos largos un soplo de mi aliento; se vuelve y aspira, poco a poco, esa parte de mí... y mientras sacia su sed me contempla, y veo en sus ojos la malicia y el deseo. Quiere mi alma entera, y si puede, calmará su anhelo arrebatándome cuanto poseo: un ápice de mis sueños (le basta para hacerse dueño y señor de mi pensamiento...), una porción de mi corazón, un latido largo... y otro más pequeño, los primeros pálpitos de la mañana, los más tiernos. Se vuelve el ego perverso, se vuelve y me mira, y por sus dedos resbala una lágrima robada, aún tibia... lleva en su interior muchos de mis secretos... Se vuelve y la bebe mientras me observa... la bebe a pequeños sorbos... y siento cómo languidece en mi interior... todo lo que soy, lo que hubiera llegado a ser, lo que fui... o lo que nunca tuve el valor de ser... Se vuelve el ego caprichoso... y me dedica un beso, un beso sin ternura, un beso burlesco... Se vuelve y me devora, me engulle por ent…

Mientras duermes...

Tendida en la mañana te contemplo en silencio, temerosa de agitar la quietud que mece tus sueños. No quiero romper la magia que te envuelve... tan frágil... Sé que algún milagro hace latir tu corazón por mí, y yo necesito sentirlo en el pecho, necesito ese ritmo, a veces violento, a veces suave, que a su vez, e inevitablemente, marca el mío y lo dispara sin remedio... Su clamor retiene mi voz y nubla mi pensamiento, me embelesa y me pierde... y no quiero perderlo. Es tan plácido ahora que duermes... Eres el hechizo que me atrapa, un conjuro cubre tu piel y la envuelve de ensueño; la memoria entre las sábanas me habla de caricias, de los besos eternos que aún me estremecen; podría rozarte con la punta de mis dedos, pero prefiero mirarte... prefiero guardar tu sueño. Tendida a tu lado siento envidia de la luz del día, que se derrama sobre ti y te envuelve, amante ladrona... me arrebata un ápice de tiempo por no querer perderme este momento... Podría llamarte muy quedo al oído, murmurar …

Gracias a todos!!

Imagen
Hoy tengo que daros las gracias a todos los que me habéis apoyado desde que comencé con esta andadura de ser escritora... Algunos ya me conocíais y siempre habéis apostado por mí, mis más fieles lectores, os quiero!! Otros sin conocerme me habéis brindado la oportunidad sin saber quién soy ni lo que escribo, y no puedo estar más sinceramente agradecida por ese apoyo inesperado muchas veces, sincero siempre y que me ha dado alas, y una ilusión tremenda para seguir luchando por lo que más adoro: escribir. Gracias a todos, de verdad, por abrirme las puertas de vuestra imaginación, por leerme sin prejuicios, o con ellos ;) ... por venir a mis presentaciones (a veces algo caóticas, jajaja), por aparecer en las ferias en las que he podido estar, y por estar deseando que vaya allí donde aún no he llegado (aunque en breve será una realidad, ya lo veréis!!). Gracias a los que me habéis recibido de buen grado sin saber quién soy, e incluso me habéis apoyado comprando un ejemplar así, en frío: A…

Perdóname...

Imagen
...si en algún momento te dejé ir, si un día te hice sufrir... perdóname, perdona mis vaivenes, mi baile tortuoso, con el que a veces te arrastro...
Si alguna vez te hice daño, si me dejé llevar por el pánico y te borré de mis cálculos, si te aparté y me bebí tus lágrimas, saciando mi sed de perderte para saber qué se siente...
Si una vez fui cobarde, si una vez y otra dudé de ti y de mí, si no quise mirarte a los ojos, por no ver la única verdad, la única que me importaba, la que me hubiera hecho cambiar...


Si después de todo me solté de tu mano, cuando prefería aferrarme a ella, anclar mis dedos en los tuyos y navegar a tu lado... henchidos nuestros corazones por un mismo viento, a través de las corrientes de este mundo caprichoso y voluble, a través de las tormentas... al son de un mismo ritmo que suene sólo para nosotros, al compás de un baile único, frenético, extasiado, dulce y eterno...
Perdóname si te hice sufrir, perdona si te arranqué lágrimas de frustración, si no te di un…

El mundo se detendrá por ti...

Imagen
Cierra los ojos. Cierra los ojos y piensa... Y piensa mientras te dejas llevar, que el mundo y su frenético avance han quedado atrás... Cierra los ojos y escucha la suave cadencia de tu corazón, el pulso rítmico, acompasado, el dulce martilleo que mueve tu universo interior... ¿Dónde quedan tus pensamientos más verdaderos? ¿En qué parte de ti los enterraste? ¿En qué momento decidiste ignorarlos para vestirlos de comedia, de burla y de olvido? Busca el instante mismo en que comenzó la parodia, cuando escogiste olvidar quién eres para seguir las huellas de otros, al margen de ti mismo, dejando a un lado tu pasión... Cierra los ojos, y deja fluir el amargo engaño, déjalo correr, que se vierta de ti y se distienda como un vaho malsano, que se disipe como la bruma de la mañana, cuando el sol la rasga e irrumpe para sembrar el día de luz y calor... Deja que tu voz se eleve por encima de todo ese ruido, que se alce alta y clara, hasta que puedas oírla sin confusión... Olvida quién decidiste …

Día de tormenta...

Imagen
Hoy he amanecido con el cielo encapotado... lloviendo y tronando!! Hace un día de esos otoñales, más oscuros, de esos que te apetece que truene más, que llueva más, que caigan rayos y centellas, que se estremezca la tierra y que el día se vuelva noche, y que los relámpagos crucen el cielo zigzagueando, mientras el ensordecedor estallido y la electricidad te erizan el vello en el cuerpo... Venga la tempestad!!! Que tiemblen los cristales!!! jajajjaja
Pdata: sin pasarse eh? y yo en casita bien resguardadita... jajajaja

¿Qué sientes?

Imagen
¿Sientes la brisa cuando amanece? ¿sientes la vida en las esquinas, en ese tejado viejo salpicado de matas y tejas rotas, en la ventana abierta que esconde vidas ajenas, en las aceras desconocidas y en el horizonte que se expande suspendido en la bruma...? Dime, ¿sientes algo cuando despiertas, al salir a las calles anónimas repletas de actividad, al pasear sin rumbo o cuando te detienes sin saber por qué... cuando sonríes o cuando te abrazan...?
Dime, ¿tienes el coraje para sentir algo más que tu voz, tus miserias, tus lamentos, tu soledad, tu pena...? ¿Sientes que formas parte de algo más allá de lo que te cuentan, más allá de lo que ves, de tus propios límites, de las prohibiciones y las trabas? Dime... ¿percibes las miradas o sólo ves unos ojos que te miran? ¿te detienes en la sonrisa o te palpita el corazón en el pecho cuando la emoción te inunda? ¿puedes ver las estrellas en el cielo, por encima de ti, por encima de tus preocupaciones, por encima de ese manto gris del otoño inci…

Puede ser hoy?

Imagen
Ven, siéntate un ratito, quédate a mi lado y dime qué ves, dime (si puedes), algún remedio para la desesperanza, alguna fórmula mágica que me arranque esta pena inmensa de las entrañas.
Ven y quédate un rato, abrázame sin tiempo ni medida, para estrechar tu corazón y hacerme sentir algo... el palpitar de tu pecho, ya que no el del mío: al menos podré hacerme una idea de lo que es estar vivo.
Ven, préstame tus sonrisas, tal vez si las llevo un rato sepa dibujarlas sinceras y espontáneas, como las tuyas; préstame algo de tu coraje, de tu pasión, de tus sueños... necesito vestirme de gala esta noche y lucir algún deseo de esos incandescentes, para no caer aún más profundo, hacia ese abismo que me espera y me da tanto miedo...
Ven, ¿puedes hoy? ¿puede ser ahora? ¿puedes darme tiempo? Una pausa en el tiempo, un aliento que me permita respirar de nuevo... ¿Te quedan ratitos que compartir? De esos cálidos, de esos tiernos, necesito muchas dosis de ternura, algo que aplaque este dolor y espan…

Aún no...

Imagen
No tengo prisa, para esto no. Necesito sentirlo y retenerlo un ratito más antes de soltarlo, antes de dejarlo marchar, no vaya a ser que se me rompa algo por dentro, algo irreparable.
No tengo prisa, o no quiero ser consciente del tiempo, ni de cómo discurre ni de cómo se burla de mis esfuerzos por ignorarlo... cuando es evidente que me traspasa y me va dejando menos opciones y más angustia.
No tengo prisa, me niego a perderlo tan pronto, ahora que lo he encontrado... prefiero regodearme en la despedida, en la nostalgia que sé que vendrá cuando ya no esté, prefiero prolongar lo inevitable antes de padecer el vacío inmenso que sé que dejará, una ausencia casi palpable, a la que me aferraré con uñas y dientes durante un tiempo... todo el otoño, todo el invierno... o toda la vida.

No tengo prisa por empezar a sentir todo lo que me quedará después, al otro lado de esa gran nada, cuando ya no esté. Escojo mantenerlo cerca todos los instantes que tenga, escojo saborearlo mientras pueda, ant…

La necesidad...

Imagen
La necesidad se retuerce en torno a la cintura, y muerde el pensamiento inyectando un fulgor estridente que marea, aumenta, se estrecha, desaparece... y de nuevo estrangula el aliento... Si cierras los ojos y la niegas se devuelve a sí misma y regresa aún más fuerte, más intensa... vertiginosa y apremiante. La necesidad y la angustia son vecinas y comparten, bailan juntas y gustan de la noche, suelen beber la una de la otra y castigan el entendimiento tanto como ahogan el corazón y amordazan el sueño apacible... La necesidad flirtea con la ansiedad, y ésta se alimenta de la angustia, y se retuercen en el ánimo para arrebatar la voluntad y minar el coraje... Y si serpentea en la imaginación se vuelve irreconocible y se torna en miedo. La necesidad sin embargo se vuelve magia si el entendimiento la comprende... Se vierte en la conciencia y se acompasa en el pecho cuando se libera y se cumple...

Maite R. Ochotorena

Sin aire...

Imagen
El aire apenas se mueve... ni se respira. Está quieto, estancado, como el calor que lo adormece bajo la noche, demasiado larga... Ahogado y muerto, sin horas ni medida, sin compás que le marque el ritmo ni tiempo que lo defina... Es aire calmo y quieto, cálido y pesado, y apenas se mueve... Apenas deja espacio para la libertad...
Maite R. Ochotorena

El miedo...

Imagen
Está oculto entre tus recuerdos, y ya no puedes verlo, o no quieres... porque te sientes mejor enterrada, apartada y lejana, como una estela desconocida en el infinito, eternamente fugaz entre otros mil millones de estrellas. Lo mantienes bien amarrado entre los pliegues y las arrugas del tiempo, seguramente abastecido de rencores y miedos, bien al fondo, allá donde tus miserias se posan y hacen masa... Allí el miedo duerme perpetuo, sin medida ni enemigos que lo avasallen... bien anclado en tu cobardía, mirando de soslayo a esos ojos ciegos que no ven, o no quieren ver, susurrando mentiras muy quedo al oído, sin descanso, alimentando tu debilidad, que crece y se expande dentro de ti... de dentro hacia fuera y vuelta a empezar... hacia el interior, hacia el corazón, que se marchita.
Está oculto entre tus sueños hueros, vaciándote de esperanza por amordazarla, y mientras te debates por dentro... aun sin soltarlo, te desprendes de ti misma, pedacito a pedacito, sin saber que te estás pe…

Los mejores relatos...

Imagen
...los mejores relatos son aquellos que comienzan como un truco de magia, surgen de la chistera de un mago y se despliegan ante ti como una oleada de fuegos artificiales, nacidos en lo más profundo de un corazón durmiente. Los mejores relatos son los que se susurran al oído, porque si se cuentan en voz alta podrían desvanecerse, como los sueños... Son esos que reviven con cada latido y se cuelan en tu ánimo, despertando una sonrisa al revivirlos en tu imaginación. Los mejores relatos son los que podamos contarnos entre tú y yo, a veces sin palabras, a veces con un beso o una canción, a veces con un silencio entre los dos. Este relato llegó con un soplo caprichoso del destino y se va enredando alrededor, suave y dulce... uniéndonos en una trampa deliciosa de la que yo... no quiero salir.


Maite R. Ochotorena

Nostalgia

Nostalgia es volverse del revés y padecer un rubor sostenido en el otoño... es disfrazarse de melancolía y pasar entre velos de puntillas, sin que ni los pasos dejen huella ni el pensamiento nuestra esencia, al menos parece que se pierda... por no querer reconocer que somos víctimas de un sinsentido sentir... eterno y vago. Nostalgia es desperezarse del invierno sin despertar del todo, arroparse entre las hojas y enterrarse más hondo, por no asomarse al sol ni a la brisa, que podrían desprendernos de ella; es acurrucarse en la ensoñación y mecerse en ella, regodearse un poco más en las estrellas y beber del reflejo de esa luna mágica que hechiza y embelesa; nostalgia es un dulce sopor que revuelves sin cesar y sin motivo... la sombra de los sueños vestidos de letargo... es volverse hacia atrás y retroceder los instantes sin pretender retenerlos ni quedarse en ellos, sólo un desliz en el olvido, añoranza desmedida a medio camino en el regazo adormecido.

Maite R. Ochotorena

Presentación de "El Secreto de La Belle Nuit" en Haro

Imagen
El viernes tuve la ocasión de explicar el cómo y el por qué de mi novela en el salón de actos del antiguo Banco de España, en Haro... Y tengo que decir que fue una tarde inolvidable, porque compartí todo ese batiburrillo que llevo dentro con mi gente, amigos, compañeros de paseos, conocidos y menos conocidos, todos ellos muy muy especiales. Me dieron la ocasión de acercarles un poco más a mi trabajo, de explayarme (¡¡tres veces!!! jajajaja...) y de dedicarles con todo el cariño unas letrillas a quienes han tenido el detallazo de comprar y leer mi novela... Un día precioso que no olvidaré. Gracias a todos!!!!!



Y además...

Imagen
El próximo día 12 de julio, sábado, estaré de nuevo en la Feria del libro de Donostia, firmando para quien quiera acercarse a verme. Estaré más que encantada de dedicaros la novela y responder vuestras preguntas, cómo no!

Presentación en La Plaquette

Imagen
El viernes día 20 tuve la gran suerte de presentar mi novela en Logroño, en la librería de la calle Milicias, La Plaquette. Desde el corazón quiero dar las gracias a Adriana, que no sólo es un encanto, dulce y simpática, sino que es una chica inteligentísima con muchas ganas de hacer cosas. Gracias por darme la ocasión de darme a conocer, por tus aportaciones y por ser como eres Adriana, deseo que todo te vaya genial!!!
Gracias a todos los que vinisteis a escucharme, por compartir conmigo durante ese ratito tantas emociones, y a los que os habéis animado a leer mi trabajo, ojalá os guste, gracias por darme una oportunidad!!!
A partir de aquí, me preparo para la Feria del libro de Donosti y la próxima presentación en Haro, el día 4 de julio.
Os espero!!


Entrevista en La Plaquette

Imagen
jueves, 19 de junio de 2014«Quería tratar la destrucción de la inocencia». Maite R. Ochotorena presenta "El secreto de la Belle Nuit" en La Plaquette
Mañana tendremos en La Plaquette a la escritora Maite R. Ochotorena, autora de la novela El secreto de La Belle Nuit, una historia sobre «la destrucción de la inocencia» ubicada en plena Revolución Francesa.
La pederastia es un tema muy delicado. ¿Hay que ser valiente para escribir?

Valiente… es una cuestión que me ha supuesto muchas dudas, sobre si era un tema adecuado, si acertaría en el modo de tratarlo, cómo llevarlo… Supongo que atreverse a tratar algo tan… frágil tiene algo de valentía, ¿o de temeridad? pero cuando decidí escribir esta historia sabía a lo que me arriesgaba y, de todos modos, quería contarla, por todo el trasfondo que conlleva y al que yo quería llegar. No es sólo la pederastia en sí misma, es toda la oscuridad alrededor, y es una cuestión de ahora, pero también de antes; siempre ha existido aunque no se ha…

Dicen que...

Dicen las malas lenguas que sentir demasiado es de débiles, que aflojar el corazón y permitir que circule un raudal de emociones de fuera hacia dentro y viceversa, es cosa de flojos, que te conviertes en carne de cañón, presa fácil para los que se alimentan de otros, los depredadores del sentir ajeno... Dicen que si te dejas llevar por el pulso espontáneo corres el riesgo de perderte en una corriente desconocida con destino al desastre, y que si sueñas en caliente, sin paños ni medidas, te expones a sufrir, a ser víctima del dolor y la pérdida... puede que aprendas lo que es la decepción... Pero, ¿qué es la vida si no la saboreas? ¿Qué nos queda si no podemos soñar, si a todo le ponemos barreras y límites? Dicen las malas lenguas que ser emocionalmente activo es lanzarse al vacío sin paracaídas... Y digo yo... que los pájaros vuelan y miran desde lo alto ese espacio infinito que se abre bajo sus alas... SIN MIEDO.
Maite R. Ochotorena

Próximas firmas en la Feria del Libro de Donostia

Imagen
Tras la reciente experiencia en la Feria del Libro de Bilbao, ahora puedo decir que estaré también en la de San Sebastián, mi ciudad natal. Os podéis imaginar la ilusión que me hace poder estar allí por primera vez!! Os animo a los que podáis a acercaros, os espero!!

Feria del Libro de Bilbao

Imagen
El sábado siete de junio tuve la suerte de estar firmando mi novela en el stand de la librería Etxean, un acontecimiento que parecía que nunca llegaría!! Fue para mí algo muy especial, no me canso de repetírselo a todo el que me quiere escuchar, jajajaja Además tuve la gran fortuna de conocer a Toti Martínez de Lecea, con cuyas novelas he pasado tantísimas horas de la mejor lectura, a Dolores Redondo, que es para mí un referente y a cuya novela estoy enganchadísima, a Jon Arretxe, (tengo su novela "Sombras de la nada", como él dice una novela negra, negra, negra...) que de verdad no tiene desperdicio, o Javi Abasolo... ¿Se puede pedir más?? Pues eso, un día alucinante que no olvidaré.





Sonreir...

A veces te descubres anclado en un pasado que ya no existe, pero que define quién eres en el presente... Nuestros errores viajan con nosotros, martilleando en nuestro pensamiento como un castigo recurrente, un sonsonete repetitivo que machaca nuestra autoestima y cercena nuestra capacidad para afrontar la vida... Cuánto esfuerzo para mantener presente cada fallo en nuestra memoria, cuánta energía desperdiciada en sentirnos culpables por lo que hicimos o no hicimos... ¿Cuánto tiempo dedicamos en cambio a recordar nuestros éxitos, todo lo que hicimos bien? ¿Cuántas veces pensamos al día en nuestros gestos amables, en nuestra generosidad, en nuestras victorias... que también conforman quienes somos hoy, si no más que nuestros errores? ¿Acaso no somos la suma de lo que aprendimos al errar y lo que nos enriqueció cada acierto? Apuesto por empezar a mirarnos de otra manera, porque la culpa no acompaña, el remordimiento sólo está bien la primera vez... La vieja escuela nos enseñó a resaltar …

Cierra los ojos...

Imagen
Cierra los ojos y deja que el mundo pase de puntillas, déjalo ir, hasta que ya no escuches su bullicio, hasta que su frenético ritmo se distienda en el olvido y ya no distingas sus exigencias, ni su presión, ni sus quejas. Cierra los ojos y déjate llevar por el murmullo de la vida que bulle en tu interior, libera emociones, déjalas fluir, déjalas marchar... libera las cadenas, el lastre, el ruido, las molestias, la ira y la pena... y déjalas pasar. Suelta tu mirada de esa trampa venenosa que es tu rutina y ábrela alrededor, hacia la luz sin memoria ni reproches, hacia los sueños de colores... Cierra los ojos y déjate llevar por esa brisa que embelesa tu piel, porque su aliento fresco se bebe tus angustias y desprende la apatía...
Cuando despiertes, procura no volver la vista atrás...

Maite R. Ochotorena