Nostalgia

Nostalgia es volverse del revés y padecer un rubor sostenido en el otoño... es disfrazarse de melancolía y pasar entre velos de puntillas, sin que ni los pasos dejen huella ni el pensamiento nuestra esencia, al menos parece que se pierda... por no querer reconocer que somos víctimas de un sinsentido sentir... eterno y vago. Nostalgia es desperezarse del invierno sin despertar del todo, arroparse entre las hojas y enterrarse más hondo, por no asomarse al sol ni a la brisa, que podrían desprendernos de ella; es acurrucarse en la ensoñación y mecerse en ella, regodearse un poco más en las estrellas y beber del reflejo de esa luna mágica que hechiza y embelesa; nostalgia es un dulce sopor que revuelves sin cesar y sin motivo... la sombra de los sueños vestidos de letargo... es volverse hacia atrás y retroceder los instantes sin pretender retenerlos ni quedarse en ellos, sólo un desliz en el olvido, añoranza desmedida a medio camino en el regazo adormecido.

Maite R. Ochotorena

Entradas populares de este blog

La Espera

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte