Gotas de Lluvia...

Las gotas de lluvia dibujan lazos invisibles entre tú y yo… hilos de prístina belleza, que apenas se sienten… encadenando el corazón, mientras me abrazas. La lluvia mansa serpentea entre besos y caricias, arrastra la pasión a ras de piel, mil reflejos de ternura en fríos destellos sobre ardiente clamor… Bebe de ti y de mí, penetra la piel enfebrecida, apenas calma el rubor que tiñe mis mejillas…

Gotas de lluvia bajo un cielo gris lleno de armonía, lluvia intensa que baña nuestro baile cadencioso, al ritmo del tiempo eterno, sin final ni medida… Burbujea en los reflejos agitados, pintando de ondas caprichosas una imagen perecedera de un amor eterno… mientras los hilos estrechan el espacio y nos entrelazan en una dulce madeja… dulce y violenta… dulce y tierna…

Veo en tus ojos el fulgor de la palabra, vertida sin lágrimas en mil gotas barriendo tus mejillas, un “te quiero...” que vela el juicio y me arrebata el sentido…

Bajo esta lluvia me enredo en ti y se disparan mis sentidos, se borra mi memoria y me derramo como ese charco desbordado… hacia ti, hacia tus manos, hacia tus brazos, hacia el puerto seguro en tu corazón amado… Al calor de tu fuego me vierto y te enciendes, te envuelves de mí, y yo de ti… como en un regalo.

Será la lluvia o este manto mágico… Un traje de luces que repiquetea sobre el tejado… al son del corazón, al ritmo de este abrazo…

Maite R. Ochotorena

Entradas populares de este blog

La Espera

Relato de terror: «Lula»

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad