Buscar un futuro propio

Esta aventura comenzó en junio de 2014, y han pasado ya más de dos años. ¿Quién me iba a decir a mí que llegaría hasta aquí en aquellos días, cuando daba mis primeros pasos, dándome a conocer como una autora absolutamente desconocida? Quién me lo iba a decir, que estaría dispuesta a salir a la calle para hablar a la gente de mi obra, que lo arriesgaría todo para hacerme un hueco en las estanterías de los lectores, para merecer una oportunidad... Quién me iba a decir que una lucha podía ser tan larga y difícil como enriquecedora y estimulante...

Buscando un futuro propio
Cada paso ha merecido la pena, cada día recorriendo las calles de las distintas ciudades a las que he podido llegar, y ya son unas cuantas. Esta mochila de experiencia con la que voy cargando se hace liviana con cada nuevo lector que se anima a descubrirme, y a medida que pasa el tiempo, me convenzo más de que seguir adelante ya no es una opción, es algo incuestionable para mí. Es lo que soy, escritora, y escritora de intriga. El suspense es mi firma. Mi estilo es diferente, soy consciente, pero gusta, envuelve, arrastra al lector, y éste es mi orgullo.

Podían haber pasado muchas cosas, pero la realidad de un sueño se está dibujando ante mis ojos poco a poco. No es una quimera, es el futuro, y lo voy saboreando como nadie, paso a paso, en vivo y en directo. No me lo perdería por nada.


Entradas populares de este blog

La Espera

«El Sauce Llorón», un cuento de Navidad

Relato de Terror: El Mensajero de la Muerte