Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Yo Decido

Imagen
Ya no puedo más.
Lo que pienso… ¿me coloca a un lado o al otro de la línea que separa el bien del mal? Se revuelve, lo oigo al otro lado de la puerta, arañándola con las uñas, gruñendo como una bestia dispuesta a devorarme si le doy la ocasión, y no siento nada…
Creía que el odio me inundaría, que la rabia, el despecho, el miedo acumulado, las lágrimas, el dolor, la desesperanza… creía que mi cólera se enardecería, que nublaría mi entendimiento…
Pero no siento nada.
Estoy vacía, como una muñeca desinflada que no encuentra con qué llenar el hueco que él ha dejado dentro de mí. Soy una cáscara, no me queda nada. Me ha sorbido la vida, gota a gota…
Estoy extenuada. El tiempo se ha detenido, la vida se ha detenido.
Aquí, de pie en medio del pasillo de lo que una vez debió llegar a ser un hogar, no reconozco nada. Ciega, viviendo sin vivir, físicamente aquí, pero ciega. La mordaza del dolor acallaba mi voz. Pero es su férreo dominio lo que me aprieta las carnes de miedo, es su desdén, su …

Otoño

Imagen
Cierra los ojos y déjate llevar... El viento susurra y caracolea revolviendo tu pelo, el sol se derrama sobre tu rostro, cálido, agradable... Huele a otoño, huele a tierra húmeda, a lluvia reciente, a paseos vespertinos entre ocres y rojo fuego, huele a pasado, a nostalgia, a juegos de niños. Cierra los ojos y aspira lentamente, mientras el tiempo se cuela por tu nariz y serpentea como un reguero cosquilleante a través de tus venas, por todo el cuerpo. Huele a otoño, a tardes cortas, a lluvia lenta y suave, a charcos y a castañas, huele a viejo, a curtido, a recuerdos que acumulan polvo bajo tu cama... Lo bueno del otoño es que la prisa se pierde camino adelante, te deja atrás en su afán por avanzar, mientras tú te recreas en esta melancólica mañana sin medir tus pasos. Lo bueno es que puedes saborear este lapso robado al invierno que se acerca, meciéndote en el reposo que duerme en el regazo de los reencuentros, de los pasatiempos, del café al otro lado del cristal, mirando la lluvia…

Entrevista en Hoy por Hoy

Como sabéis, hoy me han entrevistado en Cadena Ser, dentro del programa de Radio Haro, con motivo de mi próxima presentación de «El Destino de Ana H. murria» en Haro el viernes día 18 de noviembre a las 20:30, en el Palacio de Bendaña. La entrevista comienza en el minuto 20'41" y dura unos siete minutos. Espero que la disfrutéis, gracias por estar ahí.
¿Qué os ha parecido? Déjame tus comentarios, me encantará escucharlos.

Entrevista en Cadena Ser

Imagen
¿Te apetece saber un poco más sobre «El Destino de Ana H. Murria»? A la 13:15 estaré en Cadena Ser en directo con Mariola. Puedes escucharlo en directo pinchando en la imagen:




«El Mas Rápido», un relato de intriga

Imagen
Todos los días a las nueve en punto estarás en tu sitio, preparado para salir en cuanto llegue el primer encargo, con tu bici a punto. Nada de, «es que me he dormido», «es que el tráfico», «es que...». Nada de eso. O estás aquí a las nueve o te echo –Juan Carlos removió su corpulenta personalidad en la estrecha silla sin apartar la mirada del par de folios que sostenía ante sí (el currículum de Reno). No lo estaba leyendo, ni lo iba a hacer, pero aparentaba darle mucha importancia–. Si no cumples las expectativas y te retrasas en las entregas, te echo. Si faltas, me da igual el motivo, te echo. Si no vas a estar dispuesto a salir los sábados, mejor te vas. ¿Queda claro? –Sí, muy claro –Reno no dejaba de sorprenderse ante aquel peculiar personaje, una montaña de grasa, desaseado, práctico y poco amigable, que acababa de contratarle como repartidor en bici de correspondencia. Se suponía que le aceptaba por ser, según sus propias palabras, “el corredor sobre dos ruedas más veloz de tod…

Todo lo que no fui

Imagen
.
..porque no soporto no haberme atrevido; no soporto saber que pude escoger y no lo hice, que pude mirarme de frente, sin tapujos, y preferí pasar de largo, de puntillas, no fuera a ser que me desbordara... Porque a veces navegar contra corriente se nos hace más fácil que defender lo nuestro, y plantar cara por uno mismo no nos seduce, y nos abandonamos en la cuneta, sin mirar atrás... Y dejamos una sombra que después lo cubrirá todo, nos vestirá de anonimato y llenará nuestras noches de ninguneo. Porque señalar con el dedo otro destino, menos incierto, parece lo más lógico, y yo me levanté y abandoné la sala antes de tiempo... sin mirar atrás.
...Porque parecerme a otros y despegarme de mis ideas, porque ponerle freno a mis imperfecciones y negar mis errores, y mis virtudes aún más, una y otra vez, ha sido al parecer una meta. Para qué... para no ser, no sentir, ¿no arriesgar?
Qué pena no saber decir quién eres, qué pena dejar atrás tus huellas, las genuinas, para calzarte otros za…

Si no sabes quién eres...

Imagen
Si no sabes hacia dónde vas, si te levantas con la marea de una mañana en la niebla y no logras distinguirte, ni tocar tus contornos para saber quién eres... Si no sabes de qué eres capaz, cuál es tu lugar, y te dejas llevar por las corrientes, a merced del mundo, a la deriva del destino, porque remar se te antoja absurdo si no tienes ni norte ni sur, ni horizonte que puedas reconocer...
Si no crees que puedas gobernar tu futuro, y el pasado te lastra por no ser el tuyo, sino una sombra de lo que vas dejándote ser, en vez de un recuerdo de tus batallas por alcanzar lo mejor de ti mismo...
Si tu voz no puede cantar tus hazañas, ni soñarlas en alto, si tu pensamiento se niega a ver más allá de las sombras de esas dudas que te consumen, y te envenena de miedos... Si no quieres levantarte y caminar por ti mismo y has llegado a olvidar que en la vida no hay banquillo, sino que te toca jugar...
Si no sabes dónde vas, entonces estás perdido... El rumbo de la inercia es peligroso, y arrastra q…

El Destino de Ana H. Murria, una novela de intriga ambientada en San Sebastián

Imagen
El Destino de Ana H. Murria

Autora:         Maite R. Ochotorena
Género:        Novela de intriga, novela negra, misterio ISBN:            9788461749850 Tapa blanda: 522 páginas Tamaño:       15x23 cms Idioma:         Español PVP:             20,00€
Ana regresa a San Sebastián tras dos años de ausencia. Pero volver implica muchas cosas, no todas buenas. Volver significa reunirse con su padre y sus hermanas, Isabel y Celia, y esa es la parte más positiva, la más bonita; volver significa darle una oportunidad a su ciudad natal, con la que necesita reconciliarse; volver significa, sobre todo, reencontrarse a sí misma, y demostrar que es más fuerte... Sin embargo, volver, cuando ya escapó la primera vez, sin saber si será capaz de hacerlo de nuevo... ensombrece su destino, y puebla sus emociones de algo muy parecido al miedo.
El Destino de Ana H. Murria» es un drama basado en pequeñas historias que se van desgranando poco a poco, imbuyendo al lector de un profundo estupor, es un viaje entre…

El Destino de Ana H. Murria en Elkar

Imagen
¡Buenas noticias! Veréis, hasta ahora era un verdadero conflicto para mí distribuir mis novelas en las librerías para que podáis encontrarlas. No soy una distribuidora y este último año la experiencia, salvando unas pocas librerías, no ha sido muy satisfactoria ni productiva.
Ahora, al fin puedo deciros que a partir del martes-jueves de la semana que viene, podréis adquirir mi última novela, «El Destino de Ana H. Murria», a través de ELKAR.
¡¡Esto significa que estará a vuestro alcance en todo el País Vasco!!
¿Es o no es una buena noticia?
Para mí, desde luego lo es, y es un alivio además.
Esperemos que este paso le de más presencia a esta novela en la calle, y que nos haga más fácil las cosas a todos.
Ya lo sabéis, a más tardar el JUEVES, estará en ELKAR, empezando por sus dos tiendas de Donostia, en la calle Fermín Calbetón y Bergara.
Maite R. Ochotorena


Leer un extracto de la novela negra El Destino de Ana H. Murria

Imagen
¿Te apetece leer las primeras páginas de la obra? Ya sabes que a través de Amazon puedes descargarte una muestra, pero si lo prefieres, te dejo aquí un enlace para que puedas acceder directamente y así empezar a disfrutar ya de esta intensa novela negra. Un paseo por la Donostia de los años cincuenta, de la mano de Ana Murria.
Accede ya y empieza a disfrutar...
https://leer.amazon.es/?asin=B01LYA19RN




Merece la pena

Imagen
Y no, no puedes ceder. Porque ceder antes de tiempo es caer en la trampa, y la trampa se cierra en torno a tus expectativas, y las ahoga. No, no hay tiempo para la duda, para el pesimismo, para torcer la boca y dejar que ese guiño oscuro se lleve tus planes, porque... la vida es una apuesta a todo o nada. En el todo está la lucha, la perseverancia, los días malos y los peores... y la certeza de que haces lo que te gusta, o aquello en lo que crees, o... lo que te hace ser más tú. En la nada está la tristeza, el insomnio, la frustración y la desesperanza... y la eterna duda por lo que pudo ser o no ser, la culpa y ese agotamiento que te va robando el alma. Y no, no puedes ceder al desaliento, creerte la mentira que refleja el espejo, escuchar las voces que te empujan a abandonar, a creer que no hay otras posibilidades. Yo tengo miedo, cada día, cada vez que salgo a abrirme camino. Dudo todos los días, se me hace muy cuesta arriba tener que derrochar tanta energía por algo que según el m…

Yo quiero ser la protagonista...

Imagen
...y meterme en la piel del personaje de una novela que me conmueva, que represente todo aquello que quisiera llegar a ser, que emule un mundo en el que me sentiría a mis anchas, o al contrario, un lugar lleno de misterio... tan diferente y alejado de la realidad que me ha tocado vivir. Esto es lo que busco en una buena novela, que me haga soñar, viajar en el tiempo, cambiar de traje por unos días, o unas horas, que me olvide de quién soy para ponerme en la piel de alguien ficticio, o no, pero alguien que encienda en mi interior la chispa de la ilusión, que haga que mi corazón lata más rápido, que mis mejillas se enciendan, y que todo lo demás no importe. Quiero soñar, y sufrir, y reír, embelesada por esas líneas que me han atrapado, invisibles a mis ojos, que ya no leen, sólo ven... como si me hubiera colado en la novela como un personaje más.
A veces escucho decir que esta magia sólo la percibimos en su estado más puro en la infancia-adolescencia, con nuestras primeras lecturas, tal…